Amistad, ¿imprescindible?



Lo normal es que nos guste tener amigos:




El ser humano es social por naturaleza, crece y madura con el trato con otras personas. Y así como la familia nos proporciona fundamentalmente compañía, afecto cotidiano, apoyo incondicional, estabilidad emocional y una dimensión trascendental de la vida , los amigos aportan preferentemente aire fresco, diversidad, entretenimiento, la posibilidad de desarrollar aficiones y de comunicarnos en un ambiente de cordialidad y desenfado.





Y, no pocas veces, la oportunidad de evadirnos de los problemas cotidianos. Pero no todos los amigos son igual de importantes; hablemos hoy de esos que muestran interés por lo que nos ocurre, de los que siempre están dispuestos a aportarnos consejo, apoyo, cercanía y afecto; en otras palabras, los buenos amigos, los imprescindibles.


La mayor parte de nosotros tiene amigos, o los ha tenido. Pero, con el paso del tiempo, cambiamos de manera de ser, nos casamos, tenemos hijos y eso nos lleva a centrarnos en otras prioridades. Otros obstáculos son la distancia. Un posible freno más: compartir amigos con nuestra pareja y con sus amigos.



Además, conforme pasan los años, algunos tendemos a volvernos más resabiados, reservados, egoístas, maniáticos o individualistas. Así, nos hacemos exigentes y menos abiertos, tolerantes y comprensivos, con lo que nos cuesta horrores hacer nuevos amigos e incluso mantener los que teníamos. Con lo fácil que es perder un amigo, qué difícil resulta recuperarlo, pensamos, como si la culpa no fuera nuestra. Pero sepamos que una persona que muestra capacidad para hacer nuevos amigos evidencia una apertura mental y una sociabilidad superiores a quien se ve incapaz para conseguirlo.



La clave no es tener muchos amigos, sino los suficientes para satisfacer nuestra necesidad de relación ajena a la familia, los vecinos o el trabajo. Podemos tener muchos amigos y que, sin embargo, no nos "llenen".




En ese caso, es hora de plantearnos la necesidad de cambiar o ampliar nuestra red de amigos.





P.D: Al Titulo mi respuesta es que ¡Si!.

4 comentarios:

SERGIO dijo...

Hola Vane... AMIGA. Siempre aportas una sensibilidad especial a este Blog, ¡gracias!. La verdad es que a los 17 años estaba un poco desconectao del mundo, y era y sigo siendo (aunque de otra manera, jejé) un chico muy tímido, dos primos míos me metieron en su grupo, y es algo que me vino muy bién, para socializarme... pero ya por aquel entonces era el segundo menor del grupo, era un grupo grande de 20 personas. El núcleo principal, era el coro de la iglesia San Manuel,(jejé quién lo diría, un ateo radical como yo, jajá) el guitarra y 2 o 3 voces, y mis primos que eran amigos suyos y amigos de amigos, nos llegamos a juntar 20, en una capillita que tenía la iglesia para dar catequesis, era el punto de reunión para salir lo sábados de marcha, jejé. A veces, nos quedabamos allí un rato y charlabamos, Trivial o cualquier juego... Me vino muy bien meterme en ese grupo como también hacer mi primer campo en el 2000, ¡lo necesitaba!. Pero, bueno, como la canción de los Celtas... me entrizteco un poco, siendo yo, jejé el menor o casi, cada uno tiene su vida establecida, se me juntó eso, con el trabajo de segurata, y estado 4 años casi sin salir, de la casa al trabajo.. sí trabajé más que nunca, y tengo más ahorros que nunca,pero... me "quedé" sin amigos, bueno, no, de vez en cuando hay cerveza tapera, jejé, pero no "uso" a esos amigos. Bueno, lo siento, jejé, lo mismo me desahogué un poco, pero no era mi intención, jejé. Creo que por mucho que digan unos pocos que no me conocen, este año... me merecía un descanso y conocer a maravillosa gente como vosotros, como a tí Vane... Hasta luego, jejé soy el "Abre Post", jejeé. ¡Besikosss!

Mary dijo...

hola!!
yo opino que sí, la amistad es una pieza imprescindible de nuestras vidas, ya que nos ayuda a afrontar los malos momentos que nos llegan,desafortunadamente.Pasamos gracias a ella los mejores o algunos de los mejores momentos de nuestras vidas y el compartirlo con esas personas que te y les quieres te hace disfrutarlo aun mas.
Un beso enorme para mis AMIGOS

<··Rãµ£··> dijo...

Claro q es imprescindible!!

Es cierto que te ayudan a pasar malos momentos, pero lo mas importante son los BUENOS momentos q pasas con ellos (con los amigos), q al final es de lo q se acuerda uno.

Es totalmente diferente a la familia, aunq en la familia tb pueden haber amigos, seguro q todos tenemos primos amigos.

El problema, como dice el post o Sergio, es q a medida q pasa tiempo se queda menos con los amigos, no porq no apetezca, simplemente porq todos tienen menos tiempo y ademas a horas diferentes, no ostante, eso no quiere decir q pierdas a esos amigos, si lo fueron de verdad lo seguiran siendo.

Es decir, creo q la gente del "MaRaViLLoSo MuNDo De La PiEdRa SeCa" nos apreciamos, asi q aunq no nos veamos nos seguiremos apreciando.

SaLuDoS

Vane dijo...

La amistad es el ingrediente más importante en la receta de la vida. Quién descubra la verdadera amistad, se encuentra con un tesoro. Mucha gente entra y sale de mi vida a lo largo de los años. Pero solo los verdaderos amigos dejan huellas en mi corazón.

Angela, gracias por ser parte de mi tesoro.

Me ha gustado muchisimo el detalle que has tenido. Lo pondré bajo mi arbol de navidad.

Besos

Subir a Inicio