Reflexión sobre el post anterior

Para los que me conozcáis (copio tu frase, Vanesa), no es un secreto que yo soy una creyente convencida. No creo que la fe te dé una fuerza especial; de hecho, creo que en el día a día, por desgracia y por culpa de nuestro continuo ajetreo y lo desapercibidas que pasan las personas que nos rodean y nuestro propio corazón, la fe no nos sirve de gran cosa. Pero qué curioso es que, en los momentos de severa dificultad (y cuando digo severa, digo severa, severa), mucha gente parece volver a abrazar la fe, esa cosa “inventada”... pero qué duda cabe que típicamente humana.

El ser humano tiende irremediablemente a preguntarse el porqué de todo. Aun cuando no hay un porqué: no todo en esta vida queda sujeto a una relación causa-efecto, y sin embargo al ser humano le encanta poder “justificar” todo aquello que no tiene por qué ser justificable, o que simplemente no entiende.

Para los que me conozcáis también, sabréis que yo soy un poquito friki, como se dice ahora, y que me encantan las matemáticas y la física. Hace años me leí un librito de Stephen Hawking (sí, ése que va en una silla de ruedas, que está torcido y que sólo se puede comunicar con el mundo a través de un ordenador, el pobre) que me marcó profundamente. El libro en cuestión se llama “El universo en una cáscara de nuez”, y pretende mostrar brevemente las teorías físicas actuales sobre el origen, formación y “funcionamiento” del universo (teorías general y especial de la relatividad, teoría de cuerdas, el espacio-tiempo...). A mí me encanta la Ciencia en todas sus ramas (¡por algo estudio lo que estudio!) y no me lo explica todo. Me falta algo. No entiendo cómo existe todo lo que existe. El porqué ya me parece algo intrincado, y tal vez no merezca la pena preguntarse sobre el porqué de nuestra existencia.

Pero, ¿y el “cómo”? Ponerme aquí a explicar lo que hoy en día se sabe (y se sabe gracias a los científicos que estudian -haciendo mediciones y trabajos serios, no sólo como meras conjeturas- cosas tan variopintas como la composición de la materia, las propiedades físicas de las radiaciones, de la propia materia, la energía...) el origen del universo sería extremadamente largo y aburrido, pero os invito a (si tenéis fuerzas, jaja) leer ese libro.

Para mí, “algo” fue responsable de que toda la materia (¿infinita?) estuviera concentrada en un punto (¿infinitamente?) pequeño. No lo entiendo. Y soy humana, y lo que no entiendo me desconcierta y, cuando menos, atrae mi curiosidad. Sí, para mí Dios sí existe.

Lo que no existe para mí es un Dios intervencionista. Creo que nosotros somos dueños de nuestra propia vida, y ningún Dios va a ser responsable de lo que en ella ocurra, ni de las circunstancias en que nos ha “tocado” vivir. Tampoco me creo que nada ni nadie nos vaya a juzgar (¿Juzgar? Eso es algo que sólo el ser humano hace) por lo que hemos hecho en vida.

En las clases del colegio de filosofía (sí, también me gusta, qué pasa) aprendí algo muy importante, que decía un tal San Agustín: si Dios es infinitamente bueno, ¿cómo es que existe el “mal” en el mundo? El mal es un concepto humano, y “existe” gracias al uso que el ser humano hace de su libertad, libertad “concedida” por Dios (o, por decirlo de otra manera, característica intrínseca del hombre). El mal es responsabilidad humana, y no de Dios. Para mí, que tampoco leo todo esto de forma literal, la libertad que tenemos es fruto de un sistema nervioso tremendamente desarrollado. La idea de Dios sólo puede “existir” en un ser vivo con una red neuronal tan compleja que le permita, en primer lugar y como requisito básico, reconocerse a sí mismo como ser independiente (recordemos que la inmensa mayoría de los animales, excepto los chimpancés, los delfines y nosotros, no se reconocen delante de un espejo). Pero el origen de la materia, de los astros, de los seres vivos, la evolución de éstos y la aparición del pensamiento y las funciones superiores del sistema nervioso me parecen, como mínimo, algo increíblemente maravilloso y algo a lo que le falta, al menos para mí, una “explicación”.



¿Navidad? Sí, bueno, invención cristiana como otras tantas de ésta y de otras religiones; rito necesario como justificación de la “bondad” que existe en reunirse y estar uno con sus familiares, “bondad” que no es más que el fortalecimiento de los vínculos biológicos que, seamos o no conscientes, implica el concepto “familia”; recuerdo del nacimiento de Jesús, un Jesús que no sé si existió o no, pero del que se puede sacar mucho partido en cuanto a la ética y el comportamiento para con los demás; y como no, un periodo en el que poder sentirnos menos culpables cuando dejamos la cartera vacía y la casa llena de caprichos.

Con cualquiera de estos significados puede vivirse la Navidad. Yo me quedo con la idea de siempre: que Dios existe ahora y durante todo el año, que el modelo de comportamiento que inspira Jesús (fuera o no real) es tan válido como cualquier otro, pero que a mí me gusta; que estaré con mis padres como en cualquier otra época del año, y que gastaré ni más ni menos que lo mismo que suelo gastar habitualmente. Eso sí: podré pasar más tiempo de ocio con mis familiares (lamentablemente, sólo mis padres y por los mismos motivos que Zoraima) y mis amigos, y por tanto tendré más tiempo para portarme “correctamente” con los que me rodean. Intentaré que nadie me pase desapercibido, y escucharé un poquito más a mi corazón. Ni más, ni menos. ¡Ah! Y reconozco que el ambiente que se respira por las calles en Navidad invita al recogimiento y la reflexión. A las luces y los arbolitos los podemos considerar símbolos consumistas por excelencia, u olvidarnos de esas cosas y simplemente respirar hondo, dejar que nos “alumbren” y disfrutar del tiempo libre con los que queremos.


PD: siento muchísimo la extensión. Si habéis llegado hasta el final, enhorabuena. Este tema me encanta y no he podido resistirme a escribir algo en condiciones. Se aceptan lanzamientos de tomates, huevos... pero de vez en cuando un caramelito también. ;-) Muchos besitos a todos.

6 comentarios:

SERGIO dijo...

Bueno Bea, al principo me asusté con un "tocho" tan grande, pero lo le terminé, jejé. Pero eras clara, y diafana, ¡escribes mu bien!. "Usease", que eres Teista o Deista, aunque no católica. Bueno me considero Ateo. Y a continuación jejé, voy a hacer un "corta y pega" de mi blog, jejé, a ver si hay debate, (pero sin acritud, ¿eh?).

POR EL ATEÍSMO, POR UNA SOCIEDAD LIBRE

Últimamente he leído un par de libros (altamente recomendables): “Tratado de Ateología”, de Michel Onfray y “La naturaleza humana”, de Jesús Mosterín. Recomendables para Ateos y anticlericales que quieran definir su corpus ideológico, ya que estos libros amplían el conocimiento y da argumentos a nuestras ideas. Lo fundamental de estos libros es, que las religiones (todas) y los Dioses, (todos, incluido “nuestro” Dios), son una INVENCIÓN del ser humano, algo probado con evidencias, por la Historia, la Arqueología, la Sociología, la Filosofía, la Física y la Sicología. El mensaje básico de “La Naturaleza Humana”, es que el ser humano, no es mas que un animal, que tiene una evolución genética común con muchos otros animales y seres vivos, en una línea Evolutiva con una única raíz, y miles de ramas, una de ellas llega al Ser Humano. Lo que Mosterín también cuenta es que no hay nada sin el cuerpo, sin lo material, no hay inteligencia, ni mente, ni supuesto espíritu, ni cultura, todo procede de un cuerpo animal o vegetal vivo, no hay trascendencia fuera de ello; no somos más que una “máquina” construida por nuestros genes que ellos utilizan para perpetuarse. En cuanto al libro de Onfray, recalca la historia de un San Pablo que sufre de impotencia sexual, neurosis e histeria, que fanáticamente extiende el Cristianismo. Remarcada también la historia del emperador Bizantino, Constantino, que legaliza el Cristianismo como única religión, destruyendo a todas las demás. Escribe sobre la Biblia, dejando probado que no tiene nada de inspiración divina, destacando sus contradicciones, así como que es una copia y mezcla de religiones más antiguas. Y lo más importante: Cristo, no existió, según la “no-pruebas” arqueológicas, o históricas; su realidad, a lo más, es conceptual. Por último, la eterna pregunta: ¿Existe Dios?, Onfray lo niega rotundamente, yo también; pero aceptemos Dios como realidad, como aceptar pulpo como animal de compañía: ¿Que tiene que ver Dios, los libros “sagrados”, las iglesias, con Mahoma, con Cristo. ? : Nada

Beíca dijo...

Totalmente de acuerdo con tu postura y la de los libros que comentas (ya lo del San Pablo impotente y tal... no sé, quizás sirva para atraer el morbo del lector, ¿no?). Claro que el CONCEPTO de Dios es una creación humana. Obvio: si yo fuera una ardilla (se me acaba de ocurrir, no preguntéis por qué), no creería en Dios... ¡pero es que no "creería" en nada! Es volver a lo mismo que ya decía en mi post.

Qué paradoja: opinando lo mismo que tú, sí creo en Dios (como "explicación" del origen del mundo, que no de su evolución), y tú no. Me encanta la mente humana, jajajaja.

PD: tú también escribes genial. ;-)

SERGIO dijo...

Bueno, quiero comentar un poco más, aunque no lo puse, estoy de acuerdo con NEGAR en terminos ABSOLUTOS a la existencia del Dios Bíblico,(o de cualquiera de los libros sagrados) pero difiero de Onfray... No se puede NEGAR la existencia de lo Divino, pero... tampoco tenerla por VERDAD. Y lo de Cristo, ahí tampoco estoy de acuerdo, sin duda fue un personaje histórico, (suelo leer revistas de Historia), pero también SIN DUDA, un personaje MANIPULADO, EXAGERADO, FALSEADO Y ENCUMBRADO.Era algo más parecido a un lider político, espiritual y filosófico..., Y si de verdad dijo que era hijo de Dios... ¡era un loco!. Por lo demás, si alguién lee los libros, estoy de acuerdo en todo, jejé. Sobre la Biblia, bueno yo si que soy Friki, espero no quedar como bicho raro... ejem, bueno lo diré, la leí enterita, jejé, y el Coran y el libro de los Mormones... ejem, por lo menos nadie me dirá que no estoy informado... Hay cosas interesantes, Los Evangelios, El Apocalipisis, Sanson y Dalila (Libro de Jueces) y sobre todo "El cantar de los Cantares": ¡Erotismo fino!, jejé. Pos nada, más o menos conocéis mi pensamiento con respecto a estos temas, en fin, yo intento respetar cuando opino de estas y otras cosas, pero a veces el respeto te lo ponen como... jejé, lo que dijo el rey.. "¡Por que no te callas!", jajá, ¿Y la libertad de expresión?, creo que la libertad de expresión, siempre conlleva el "hincar" un poquillo el punzón, si no, ¿que mierda de Democracia es esta?, lo digo por las cosicas estas del Mahoma y to la peña... En fin, me callaré. ¡Besikos a tos!

loren dijo...

MI SENTIO DE NAVIDAD

Hola gentecilla, q tal??

.........A seguir os voy a contar q sentìo tiene para mì las fiestas q se acercan, vale? Espero no agobiaros, sino al contrario suscitar comentariosy opiniones si lo q consideràis oportuno. Os lo envìo a los buzones y también lo copio en el blog (a lo mejor hay gente q no lo revisa a menudo..).

Ccreo q lo q somos en la actualidad (nuestra forma de pensar, de llevarla con los demàs, de aproximarnos a cosas y aspectos de la vida) dependa del ambiente (en sentìo fìsico, paìs, regiòn.....en la q vivimos), de los bombardeos de la moda/televisiòn pero en nuestro ser hay màs : tenemos una herencia ("imprinting" para los de ciencias) de ideas, forma de portarse, pensar q queremos o no, depende de de la persona con las q hemos vivìo, de nuestro nacimiento hasta hoy). Yo nacì en una familia de creyentes y me criaron con los valores cristianos convencìos de q ese conujunto de valores y creencias (la "fé" precisamente) pudiese de alguna manera serme de ayuda, de sostén y confortaciòn en la vida cotidiana, algo q nos acompana y no pasa de moda; asimismo, se me ocurre deciros q cualquiera fé (y religiòn) la considero un convencimiento (Q RESPETO) primero personal, del individuo, luego ojalà compartìo con los creyentes de la misma fé, sin embargo en cualquier caso algo q se arraiga profundamente un nuestro ser y por eso desvinculao, suelto de la ciencia q too explica, demuestra, experimenta (no too se puede reducir a càlculos, pruebas cientìficas estoy con Bea....y si asì fueras ese mundo, esa sociedad si se me quedarìa en la garganta, mu "inhumana", por buena suerte aùn no ha llegao la época de la q se cuenta en las pelìculas de cienciaficciòn!!). Si tengo fé (en alguna religiòn la q sea), me da igual q sus cimientos puedan o no puedan ser demonstrados cientificamente, la tengo y ya està!

Con respecto a la Navidad y al perìodo de las fiestas hasta Reyes, se me ocurre deciros 2 cosas, una màs personal, la otra de mirada màs amplia:
1) ya al acerarse y luego al llegar de esas fechas tan sinaladas, se me ocurre pensar en mìs Navidades pasadas, de nino, la magia de un evento esperao, tan en la escuela (dibujos, actividades especiales..) como en mi hogar y como no, en el rinconcito en el q preparar el belén y colocar luces....; y luego los dìas de vida compartìa familiar, reunìos con parientes q se quedan olvidaos durante el resto del ano y en los q cada uno trata abandonar de alguna manera sus apuros cotidianos, sus lìos....para compartir esos momentos q suelen pasar ràpidos con las personas a las q màs quiero; y para mì la magìa de este perìodo, de esos dìas cargaos de espera viene también y a lo mejor antes de las demàs cosas, del fascino de tradiciones religiosas (uno de los pocos momentos en el q desprendo q la fé individual se queda compartìa en un evento màs grande); y esos recuerdos son partes de mì, igual del ADN de mis células;

2) a veces he probao pensar en dicho "perìodo de festejos" suelto del sentìo religioso cristiano: queda el aspecto consumista, un perìodo de vacaciones/ocio, dìas en los q se come a dos carrillos; he aqui, too eso lo percibirìa realmente sometìo a las modas, a la publicidad, a lo q manda el poder televisivo y econòmico (nota: fijaros q soy de MILAN y sabéis cuanto cuentan moda, exteriorismo, valores de la bolsa); prefiero/me gusta màs creer en esas "creencias" y seguir con las tradiciones q sin duda por lo menos me costrinen a volverme pa'tràs y a mirar en mi interior.............

Por ùltimo, verdad q rastrillar dinero y las demàs campanas de beneficiencias q en el perìodo este llevan a cabo resultan/saben a falso (dado q el resto del ano ni pensamos en los q por variados razones suffren, pero vamos tomar consciencia està bién, mejor una vez (aunque falso y a lo mejor porque "està de moda") q nunca, no?

UN beso y un abrazo de Ita,

loren

PD: el pasao finde estuvo Valentino Rossi en una competiciòn de rally en la pista, acudiò musha aficiòn...

Angela dijo...

Jo, que profundos que andáis eh? :-)

De acuerdo con Sergio, y de acuerdo con Bea, aunque parezca algo complicado. Ambos tenéis razón y apoyo en textos y la verdad, mi opinión es más cercana a la de Sergio que a la Bea, pero no podría negar que sigo pensando que hay algo,quizás solo sea una invención de mi mente para poder enfrentarme a cosas que de forma ordinaria no podría soportar... echar culpas de acciones fuera para no tener que asumirlas cuando mi organismo no está preparado para ello... aún no lo tengo claro, pero si es cierto como dice Bea que ateos declarados, al final de su vida, abrazan la religión... ¿miedo, impotencia?? eso solo ellos lo saben, pero lo cierto es que ocurre...

Pero yo llego un poco más allá, si existe un Dios creador de todo... ¿Quién lo crea a él? ¿Y a ese él? Creo que al plantearnos los origenes de todo, ni la religión, ni la ciencia tienen hoy día las claves, la fe estámuy bien para no hacer preguntas, pero no parece tener muy en cuenta que el ser humano es curioso por naturaleza, siempre habrá cosas que desee explicarse y que ni la fe ni la ciencia le resuelvan... en el punto en el que se conforme, ese será su límite... la ciencia o la fe, ateo o creyente.

<··Rãµ£··> dijo...

Que bien que bien!! a mi tb me gusta el tema.

Estoy de acuerdo con Sergio en que Jesus si q existio, pero que fue un hombre normal que se ha ido exagerando con el paso del tiempo, quiza era como la madre Teresa de Calcuta (por ejemplo), q se desvivia por los demas y que por eso se empezo a escribir sobre el...

En mi opinion, respeto a las religiones, en teoria buscan inculcar buenos valores y hacen felices a un sector de la humanidad, yo soy ateo, pero si mi abuela y mi tia son felices llendo a misa, q viva la iglesia!!!

Otro punto importante es que en esta vida hay muchisimos exaltados. Estos fanaticos consiguen q a la vez q respeto a la religion tambien la detesto, desde hace siglos la mayoria de guerras tienen origenes en conflitos religiosos.

Para mi, q soy d ciencias, lo unico absoluto que hay son las q se pueden demostrar. No creo en un dios ni lo creere nunca, xq es imposible demostrar. Sobre el origen del universo casi q lo mismo, aunq sea algo mas cientifico no deja de ser una hipotesis.

No se... igual he repetido cosillas vuestras, me dejo otras q queria decir xo se me hn olvidao... este es un tema xa hablaro a la cara, quiza en la proxima quedada.

BeSoS

Subir a Inicio